"Déjame sentir la punta de tus dedos otra vez sobre mi espalda, empujándome, cuando todo esté oscuro, cuando todo esté perdido."

Roberto Bolaño, Musa (via hastalaraiz)